Leer y saber. Ana Garralón

17 Mar

Leer y Saber. Los libros informativos para niños.

Ana Garralón

Editorial Tarambana libros, 2013

El libro pretende abrir un foco de discusión sobre lo que es ser lector en la actualidad y cómo podemos ayudar a los niños a ampliar sus lecturas y competencias. También me gustaría apoyar a los mediadores ofreciéndoles herramientas de trabajo para utilizar de forma sencilla estos libros que, por otra parte, resultan lecturas maravillosas y sorprendentes.

Así explica Ana Garralón en un párrafo de la presentación del libro, lo que pretende transmitir y compartir después de muchos años de contacto con mediadores lectores y la lectura de divulgación dirigida a niños y jóvenes.

Para el niño, que vive preguntándose continuamente por el mundo que le rodea y para quien el asombro y la curiosidad son naturales, los libros informativos son un recurso más en su desarrollo como personas críticas.

garralon2

Las páginas del libro llevan un claro recorrido de estudio en el que se alumbran muchas ideas sobre los libros informativos y las posibilidades de lectura: qué y cómo es un libro informativo, por qué leerlos, criterios objetivos de valoración, la importancia de los mediadores y muchas propuestas para animar la lectura desde ellos.

Es un ensayo profundo, para leer anotando y subrayando, que me ha gustado especialmente porque no solo la autora descubre y protagoniza este tipo de lectura con una enorme riqueza de detalles, también porque aporta un enfoque muy atractivo, alejando este tipo de libros de la apariencia rígida, fría y aséptica que en principio, sin saber demasiado, cualquiera pudiera otorgarles, teniendo una idea preconcebida muy cercana al libro te texto, al libro escolar o a la clásica enciclopedia.

Es cierto que los textos informativos son muy diferentes de los literarios. Argumentan, exponen, comparan y establecen analogías, describen hechos y gustan de la precisión. Sin duda cumplen la función de transmitir conocimientos y suelen estar vinculados a los aprendizajes escolares.

Y también es cierto que cada vez hay más publicaciones que explotan estas temáticas utilizando nuevas estrategias en donde la labor de divulgación se abre a la sociedad con pasión en la escritura, sin desvirtuar la realidad, utilizando textos narrativos, apelando al lector y contextualizando el conocimiento en la vida cotidiana.

Los lectores quieren saber, pero no necesitan ser expertos. Lo que piden es amenidad, explicaciones claras, motivación y empuje para ir más allá.

garralon3

El saber no es algo enlatado que se abre cuando se necesita consumir: es un proceso vivo y cambiante. Y así deben mostrarlo los libros. Sabemos mucho más que antes, pero también surgen dudas y preguntas que nos invitan a seguir buscando información, a seguir leyendo.

Estamos en un tiempo en que los lectores sienten una gran curiosidad por los hechos científicos. Hasta hace no mucho, ciencia y humanidades estaban reñidas y no siempre se consideraba cultura general a las ciencias.

La actitud de hacer comprensible la ciencia y verla en la vida cotidiana, lleva consigo el realizar preguntas que incentiven la curiosidad y los conocimientos previos para invitar al lector a que responda, imagine, haga hipótesis y pueda llegar a conclusiones, tal y como hacen los científicos.

Al contrario de lo que ocurre en la escuela donde se valora sobre todo la respuesta rápida y correcta, en los libros informativos las preguntas son dudas no siempre resueltas, cuyas respuestas a veces están llenas también de matices. Se valora la manera de llegar a la respuesta y cómo se conectan ambas a la experiencia.

garralon1

Un aspecto importante de los libros informativos es el visual: un libro necesita invitar estéticamente a la lectura.

La imagen también necesita ser mirada e interpretada y existe un apoyo mutuo entre texto e imagen que facilita el conocimiento,  la memorización y reconstrucción del contenido.

El dibujo naturalista, los gráficos y esquemas, las fotografías, la ilustración y el cómic, son recursos visuales con protagonismo en los libros de divulgación que merecen un análisis detallado por la importante aportación que realizan.

 garralon6

Las imágenes de esta entrada en el blog corresponden al encuentro que hemos tenido con Ana Garralón este curso en el CPR de Cáceres con profesores de Secundaria. El encuentro fue redondo.

Ana comenzó con la lectura de Rojo País Río Amarillo, de Ange Zhang y editado por Lóguez. Un libro informativo con un texto narrativo que conduce de manera efectiva hacia la información que quiere transmitir el autor.

garralon4

Estuvimos escuchando sobre las oportunidades que la biblioteca debe ofrecer a los lectores a través de un abanico de lecturas diferentes y de gestos pequeños que llegan a ser animaciones lectoras muy efectivas.

Y destripamos muchos libros informativos, porque su lectura se presta a un entrenamiento. La mayoría no se pueden plantear como una lectura de pricipio a fin y de izquierda a derecha y en sus páginas intervienen muchos recursos textuales y visuales.

Se repartieron libros informativos a todos los participantes y una vez analizados, tuvimos que venderlos a todos los oyentes. Estuvo muy requetebién.

Tomamos contacto con autores muy singulares en este campo, como Peter Sis, Aliki, David Macaulay o Babette Cole; y pudimos saborear muchos libros tremendamente curiosos: Zoom, Bajo mundo, Explora, Diez niños cambian de casa, Sócrates y los 3 cochinitos, Construir nidos, cavar agujeros, El árbol de la vida, Enciclopedia de los malos alumnos, Noche de tormenta, 50 inventos y la madre que los parió, Migrar…

En el encuentro que tuvimos con Ana Garralón el curso pasado, aprendimos también mucho con ella. Desde aquí.

Anuncios

4 comentarios to “Leer y saber. Ana Garralón”

  1. Manuel abril 6, 2014 a 10:42 am #

    Hola Ana,

    me interesa mucho el tema de la buena utilización y aprovechamiento de los libros informativos. Me parece fundamental para darle sentido a la biblioteca escolar, y enredado en este tema ando, así que la referencia bibliográfica me viene fantástica.
    Pensaba si no nos podrías ofrecer algunos de esos “gestos que llegan a ser animaciones lectoras muy efectivas” a los que haces referencia en tu entrada.
    Por cierto, que envidia sana me entra al ver las jornadas que organizáis en vuestro CPR, que lujo de ponentes, vuestras jornadas de bibliotecas escolares, tu misma… Aquí en la comunidad Valenciana carecemos de todo este buen clima entorno a las bibliotecas escolares. Además de las críticas que recibimos desde diferentes lados, no nos vendrían mal que nos echaran una manita de vez en cuando.

    Muchas gracias.

    Manuel

    Me gusta

    • Ana Nebreda abril 6, 2014 a 11:25 am #

      Ánimo, Manuel.
      En Extremadura tenemos apoyos y las bibliotecas escolares son un objetivo preferente en los programas, aunque siempre hay que poner mucho entusiasmo y dedicación.
      Desde Biblioabrazo, cuenta con nuestro apoyo.
      En cuanto a gestos pequeños, se refieren por ejemplo a la presentación de libros en clases, la lectura en voz alta de un texto, referenciar a un personaje o a un tema específico en las lecturas,habar de lo que estamos leyendo, de las novedades que han llegado a la biblioteca, de la efemérides de un autor… La pasión, el interés o el gusto de quien transmite y habla en las aulas, es fundamental.

      Un abrazo
      Ana Nebreda

      Me gusta

  2. Manuel abril 6, 2014 a 7:03 pm #

    Hola Ana,

    muchas gracias por el apoyo. En cuanto a los gestos, pensaba que se trataba de algo más específico de los libros informativos. Esos otros gestos los intento poner en la práctica cada día, y que otros lo hagan también en la escuela. No hace mucho oí a un compañero que con buena intención, pero con desacierto, no dejaba coger libros de información a sus alumnos porque ahora tocaba coger libros “para leer”. Aunque si te doy sincero, tampoco creo que yo sea capaz de sacarle el provecho que toca a los libros informativos.

    Manuel

    Me gusta

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ideas + Acción = Comunidad Comelibros | Lado B - febrero 2, 2016

    […] así como series de televisión, muchos ánimes y teóricos sobre el fomento a la lectura como Ana Garralón, Michele Petit, Silvia Castrillón, Graciela Montes, Gianni Rodari, María Teresa Andruetto, Jorge […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: