Zapatos de Fuego y Sandalias de Viento. Ursula Wölfel

3 Ago

libro

Zapatos de Fuego y Sandalias de Viento

Ursula Wölfel

Il. Heiner Rothfuchs.

Editorial Noguer, decimocuarta edición,1984

Rescatamos un clásico cuya cubierta se encuentra en el recuerdo de muchos lectores adultos, que no está nada mal refrescarlo y darlo a conocer. Lo encontrarás en bibliotecas tal y como lo ves aquí, aunque en librerías seguro que puedes conseguir la última edición de 2010, también de Noguer.

Ursula Wölfel se encuentra entre los más arraigados y polifacéticos autores alemanes de libros infantiles y juveniles. Nació en 1922 en la cuenca del Ruhr. Recibió el Premio Especial del Premio Alemán de Literatura Infantil y Juvenil por el conjunto de su obra, concedido por primera vez en 1991.

Sus historias son muy variadas en las que te encontrarás con la risa, la ternura, la fantasía, la aventura o la más desgarrada realidad.

Zapatos de fuego y Sandalias de Viento, recibió el premio al mejor libro infantil publicado en Alemania en 1962.

zapatos-ursula-2

La historia es un viaje de ida y vuelta a casa que emprenden un padre y un hijo. Como en todos los buenos viajes, y curiosamente en las buenas lecturas, uno no termina siendo el mismo que partió. Los paisajes, las gentes, las conversaciones, el camino, la compañía y las noches estrelladas, dejarán huella sobre el que viaja.

Tim es un niño de siete años, gordo y pequeño, que le molesta soportar las burlas de sus compañeros.

El padre de Tim era zapatero remendón y contaba maravillosas historias.

A la madre no le importaba que fuesen pobres y se sentía muy contenta de tener un marido alegre: se pasaba el día cantando y riendo y sus mejillas eran tan rojas como los geranios que había en sus ventanas.

Pero Tim, quería dejar de ser Tim. No quería cambiar de nombre, ni tampoco de padres, pero desearía no seguir siendo el mismo: quería ser alto y delgado.

Muy pronto sería su cumpleaños y sus padres prepararon una sorpresa. Ese día, Tim encontró un par de zapatos rojos de niño, un par de sandalias de hombre y dos mochilas.

Querido Tim: me dijiste un día que te hubiera gustado ser un rey y marcharte muy lejos de aquí, cabalgando sobre tu caballo.

Cuando tengas tus vacaciones escolares nos marcharemos a recorrer el mundo, calzando estos bellos zapatos y llevando sobre nuestras espaldas estas lindas mochilas. Estaremos ausentes durante cuatro largas semanas.

Visitaremos las altas montañas y nos detendremos en los pequeños pueblos y aldeas que encontremos en nuestro camino. Remendaré los zapatos de las gentes y ellas, a cambio, nos dejarán dormir en sus casas y nos permitirán compartir sus comidas.

¿Tienes ganas de acompañarme?

zapatos-ursula-1

Tras la lectura del libro, entran unas ganas tremendas de convertirse en vagabundo y hacer un camino con mochila, te lo aseguro.

Así les sucedió a Tim y a su padre, que sintieron el coraje de un león y la fuerza de un caballo para emprender esta aventura, en la que serían Zapatos de Fuego y Sandalias de Viento, desde el primer paso del camino.

Los escritores del norte de Europa tienen una gran habilidad para situarnos en paisajes realmente bellos, refrescantes, verdes y repletos de sonidos campestres. En las líneas del libro disfrutas de los arroyos, los manzanos, el encuentro de moras y fresas silvestres, los animalillos del bosque y de las granjas que salen al camino. Transmiten una especial sensibilidad por la naturaleza.

Sobre este natural trayecto, padre e hijo viven pequeñas aventuras y ponen a prueba sus emociones y comportamientos. Sandalias de Viento siempre encontrará un relato para calmar o hacer comprender a Zapatos de Fuego lo que les inquieta en ese momento. Es una historia repleta de muchos sencillos cuentos que hablan de la ambición, de la aceptación de uno mismo, de los deseos, las estrellas, el mal humor…

Los zapatos rojos adquirieron un tono gris a causa del polvo y comenzaron a deteriorarse por las piedras y zarzas del camino. Llevaron a Tim de vuelta a casa, feliz por todo lo que había vivido, feliz por ser quien era y feliz por regresar a casa, que éste sin duda, es también uno de los placeres de los viajes.

Tras la lectura de este libro, entran unas ganas tremendas de escuchar, viajar y ser muy cómplices padres e hijos, como Zapatos de Fuego y Sandalias de Viento.

 

zapatos-ursula-3

Anuncios

6 comentarios to “Zapatos de Fuego y Sandalias de Viento. Ursula Wölfel”

  1. Sandra septiembre 24, 2014 a 10:40 am #

    Hola por casualidad tienen zapatos de fuego y sandalias de viento en formato pdf.

    Me gusta

  2. Sandra noviembre 17, 2016 a 11:56 am #

    Recuerdos muy bonitos de cuando leí este libro, era pequeña creo que debía tener 11 o 12 años y fué un libro de lectura obligatoria en la escuela pero me encantó. Ahora tengo 35 años y lo volveré a leer, guardo todos los libros de lectura que me obligaron a leer en la escuela o instituto pero he tenido la suerte de que todos me han gustado y me han afanado a ser una lectora intermitente. 🙂

    Me gusta

  3. Isabela abril 28, 2017 a 7:18 pm #

    Qué ilusión me ha hecho llegar hasta aquí y ver tu precioso resumen y las imágenes que tenía la versión del que yo leí con 9 años. Hoy tengo 51 y lo recuerdo muy vívidamente. Los dibujos de mi libro eran estos y no tenían colores, ni falta que le hacían! Con las descripciones de Ursula W. y mi imaginación, yo los veía en multicolor!

    Gracias!! 💕

    Me gusta

  4. david agosto 8, 2017 a 9:26 pm #

    Lo leí de pequeño y siempre que me siento triste y solo, miro arriba, por encima de los árboles. Hay está el cielo estrellado…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: