Blanco como nieve. Mar Benegas y Andreà Antinori

16 Ene

 

Resultado de imagen de Blanco como nieve,andrea

Sucede con algunos libros infantiles, que al leerlos, sabes que seguirán acompañándote durante mucho tiempo.

No solo sucederá porque son difíciles de olvidar, también y especialmente porque están repletos de recursos lingüísticos para recontar, jugar, conocer un poco más el mundo y disfrutar juntos con la lectura.

Blanco como nieve es uno de estos libros.

Tiene un lugar seguro en tu biblioteca. Te contaré más el porqué.

 

https://i0.wp.com/www.elsitiodelaspalabras.es/wp-content/uploads/2018/03/BlancoComoNieve_04_web.jpg?ssl=1

La historia tiene los tintes clásicos de los cuentos redondos que tanto gustan a los niños.

Un comienzo certero: Érase una vez…

… que continúa con la presentación de un lindo ratón blanco que sale a dar un paseo y distraído, se pierde sin saber regresar a casa. Buscando el camino encontrará varias casas en las que será sometido en cada una de ellas a la resolucion de una adivinanza. Si la solución es la correcta, saldrá ileso y podrá continuar su camino.

Es una historia de ida y vuelta, en la que el pequeño personaje se enfrenta a peligros y miedos, sabiendo resolver, no sin esfuerzos, cada situación.

https://i2.wp.com/www.elsitiodelaspalabras.es/wp-content/uploads/2018/03/BlancoComoNieve_05_web.jpg?ssl=1

La historia es muy poética y aunque no siempre está narrada en verso,  utiliza constantemente elementos y formas lingüísticas muy líricas: rimas, onomatopeyas, adivinanzas y poemas.

¡toc, toc!

¿QUIÉN ES,

FIU, FIUÉS?

Los versos encandilan al oído, atrapan la atención y fijan la memoria.

Si además algunos de estos versos se repiten entre página y página marcando el tránsito de la historia, te aseguro que es un celebrado acierto para escuchar y para contar.

 Pero hoy me he perdido

y no sé qué pasa,

que por más que ando

no encuentro mi casa.

 

https://i1.wp.com/www.elsitiodelaspalabras.es/wp-content/uploads/2018/03/BlancoComoNieve_16_web.jpg?ssl=1

 

De esta historia me gusta también la alusión a los cuatro elementos de la Naturaleza que tanto han influido en nuestra cultura desde los filósofos griegos: viento, fuego, agua y tierra.

Estos cuatro elementos están asociados a la VIDA: el aire para respirar, el agua para beber, el fuego para calentarse y la tierra para comer. Sin alguno de ellos, no hay equilibrio. Además de las connotaciones espirituales y mágicas que siempre se les han atribuído.

Ahí están en la historia y los puedes interpretar como mejor quieras.

A ver si adivinas,

si sabes quién soy:

juego y te despeino,

te soplo y me voy.

 

Resultado de imagen de Blanco como nieve, mar benegas

Cuando estés con el libro, apreciarás que las ilustraciones son encantadoras. Están llenas de pequeños detalles que hacen aún más comprensible la sencilla trama para los primeros lectores.

Tienen un colorido muy vital y alegre que provocan expectación y animosidad en el lector.

La editorial ha sido muy muy cuidadosa en la maquetación y la combinación de texto e imagen en cada una de las páginas.

La doble página se convierte en un escenario amplio, limpio y holgado en donde ilustración y texto van de la mano en una composición perfecta y con máximo respeto.

¡Esto es un gustazo! (más de un libro he visto estropeado por no hacer precisamente bien este trabajo tan importante y artístico).

Resultado de imagen de Blanco como nieve, andrea

De verdad, una delicia de libro.

 

Llevo tiempo con él, (algunos libros además, cuando les das tiempo a tu lado, crecen y crecen) y lo hemos leído y contado de muchas maneras. No te quepa la menor duda que hay que leer y releer las historias para apropiarse de ellas e ir descubriendo los muchos secretos que guardan.

Nosotros hemos hecho una versión del cuento más cortita para contar y memorizarla mejor, dejando lo que nos parecía más esencial: parte del poema que se repite, las casas y sus onomatopeyas, las adivinanzas y el recorrido de la historia.

Nuestro Ratón Blanco es de fieltro, pequeñito, y nos gusta cogerlo con delicadeza.

Como son cuatro las casas a las que llama, con una pequeña caja de cartón hemos representado en cada lateral, cada una de las puertas con cuatro colores diferentes que las identificarán: azul, amarillo, rojo y verde.

Y ahora… ¡ya tienes todo el tiempo del mundo para contar y contar!

Aquí, un pequeño bocado de esta historia:

 

Blanco como nieve

Mar Benegas

Ilustraciones de Andreà Antinori

Editorial A buen paso, 2018

 

Anuncios

4 comentarios to “Blanco como nieve. Mar Benegas y Andreà Antinori”

  1. Rocio Anton Cortes enero 16, 2019 a 12:41 pm #

    Ana, muchas gracias, me encantan los libros de Mar y este me lo has redescubierto….¡¡fantástico escucharlo en tu blog!!

    Me gusta

  2. Belén enero 16, 2019 a 2:09 pm #

    Totalmente de acuerdo.Es una delicia. Tomo nota de tu lindo ratón de fieltro y de las casitas.Qué sencillo y bonito. A seguir disfrutando.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: