Fábulas y torrijas.

18 Abr

Siempre hay cerca del desayuno algún librillo de lectura rápida,  sabiendo que no me va a enredar demasiado tiempo la concentración (la cocina a esta hora está muy visitada). Me gusta así la lectura en este tiempo del café, porque además, tengo la oportunidad de contar enseguida a quien esté cerca lo que acabo de leer.

 

En estos días me apetecía leer fábulas y recordarlas. Algunas tenía en mi memoria, pero en realidad la mayoría estaban rondando sin que pudiera desenredarlas claramente hasta el final.

También como podéis ver, he tenido torrijas. Éstas han sido las últimas. Riquísimas. Hechas por mi cuñado. Y he descubierto con las torrijas cómo es posible querer y odiar al mismo tiempo a una misma cosa: no puedes resistirte a comer una más, jurándote que será la última y sabiendo que será una trola de las gordas.

 

El libro de oro de las fábulas

Selección y versiones de Verónica Uribe

Ilustraciones de Constanza Bravo

Editorial Ekaré, 2014

Yo me decanto por las fábulas de animales. Me gustan especialmente, aunque también se consideren fábulas aquéllas en que aparecen personas, dioses o elementos de la naturaleza como árboles, el sol o el viento. Tendemos a personificar a los animales con más facilidad y atribuimos con frecuencia a personas algunas características de los animales. Pronto entras en el juego.

Las fábulas son fáciles de aprender si te lo propones, pues son relatos cortos, austeros y libres de descripciones. Enseguida van al grano. Por tratarse de relatos morales han sido muy populares a lo largo de los siglos y  desde las primeras fábulas de las que se tiene noticia procedentes de Mesopotamia, se transmitieron de modo oral.
Estoy segura que ya estás haciendo recuento de las fábulas que te sabes. En este libro encontrarás 20 fábulas; 15 de ellas pueden atribuirse a Esopo y las otras cinco de Babrio, Fedro, Samaniego y de La Fontaine.

Las fábulas de Esopo no llevaban moraleja ya que se suponía que la enseñanza fluía de forma natural del relato; pero otros consideraron necesario hacer explícito el sentido moral de la historia, agregando un verso o una frase al final del relato. Prácticamente han quedado todas con esta coletilla tan característica en este género, convirtiéndose en muchas ocasiones en dichos populares.

 

Esopo no fue el primer fabulista, pero sí el más popular y el que dió a este género su forma clásica. Sus fábulas se usaron en la Grecia antigua para ejercicios de retórica y gramática y se escribieron por primera vez en el año 300 a.C., por Demetrio de Falero, en griego y en prosa.
El manuscrito del monje Máximo Planudes del siglo XIV en que reunía 150 fábulas atribuidas a Esopo y titulado Vida de Esopo, fue uno de los primeros libros publicados en el año 1475 con la invención de la imprenta.

Desde entonces hasta nuestra época las fábulas esópicas han sido traducidas y versionadas en todas las lenguas y forman parte de la cultura cotidiana de muchos pueblos.

Y aquí están en casa, siendo protagonistas desde temprano.

Leer una fábula es un pildorazo. Sucede que el relato es intenso, tiene ingenio y hace reflexionar sobre la tolerancia, la prudencia o la generosidad y se critican, entre otras cosas, la avaricia, el abuso de los poderosos y la ingratitud.

Pero también es cierto que a veces, una fábula es como tragarte un sapo. Me quedo un poco recelosa tras la lectura pensando en que debemos desconfiar de los demás, que siempre habrá algún listo que nos quiera engañar o que soñar, como la lechera, nos conduzca irremediablemente a la catástofre.

¡Ay! Que a veces con las fábulas me pasa como con las torrijas: las quiero y las odio al mismo tiempo.

  • Puedes leer desde este enlace, otra entrada sobre las bonitas fábulas de Félix de Samaniego en Biblioabrazo.

 

Cuentos para mi hijo Manolillo. Miguel Hernández.

17 Abr

https://i1.wp.com/nordicalibros.com/upload/42334d09ef9a6d86112bf40e5c81e9af.jpg

 

Háblame de mi hijo.

Me haces casi feliz con lo que me dices de él.

Miguel Hernández en carta a su mujer Josefina Manresa.

=

La editorial Nórdica hace un homenaje este año a Miguel Hernández en el 75 aniversario de su muerte con la publicación de los cuentos que escribió a su hijo Manolillo, y que fueron los últimos textos escritos por él desde la cárcel.

Una de las pocas alegrías para el poeta será el nacimiento de su segundo hijo, Manuel Miguel Hernández Manresa, el 4 de enero de 1939. Apenas lo pudo ver.
Los dos primeros cuentos fueron publicados por primera vez en 1988 por Jose Carlos Rovira, catedrático de Literatura Hispanoamericana de la Unversidad de Alicante. El potro obscuro y El conejito fueron confeccionados por Miguel Hernandez en unas pequeñas hojas de papel higiénico y con la ayuda de Eusebio Oca, maestro, periodista y dibujante, compañero de rejas, se encargó de pasar a limpio los textos del poeta y de realizar las ilustraciones con acuarelas.
Los dos cuentos restantes vieron la luz con motivo de la exposición que se dedicó al poeta en la Biblioteca Nacional en ocasión del centenario de su nacimiento. Julio Oca, hijo del maestro, reveló que guardaba un  cuaderno de seis páginas cosidas en la parte superior por un hilo de color ocre, en donde estaban escritos e ilustrados otros dos cuentos, Un hogar en el árbol y La gatita Mancha y el ovillo rojo.
Los cuatro cuentos en su conjunto representan un gesto de amor de un padre a su hijo en un tiempo oscuro, en el que era demasiado difícil pensar en la esperanza, si bien Miguel la encontró en su pequeño.
El conjunto de los cuatro cuentos, hoy guardado en la Biblioteca Nacional de Madrid, es probablemente el último trabajo literario del poeta.
(Información y textos del prólogo de Víctor Fernández)

=

~~~~~~***~~~~~~

El potro obscuro

Ilustraciones de Sara Morante

=

Una vez había un potro obscuro.

Siempre se llevaba a los niños y las niñas a la gran ciudad del sueño.

Se los llevaba todas las noches. Todos los niños y las niñas querían montar sobre Potro-Obscuro.

Una noche encontró a un niño. El niño dijo:

¡Llévame, caballo

pequeño,

a la gran ciudad

del sueño!

-¡Monta!- dijo el Potro -Obscuro

Montó el niño y fueron galopando, galopando, galopando.

[…]

El cuento continúa, pues montan además sobre Potro Obscuro una niña, un perro blanco, una gatita negra y una ardilla gris. Todos quedaron dormidos al llegar a la Gran Ciudad del Sueño.

Es un cuento muy poético, con una estructura acumulativa de personajes y repetitiva en el texto, poniendo acento en el gerundio que induce al sueño y a la calma.

Un cuento con tintes de tradición oral para abrazar, balancear y mecer el sueño de un niño querido.

~~~~~~***~~~~~~

El conejito

Ilustraciones de Adolfo Serra

A un conejito se le ocurrió echar a correr.

Corría y corría y no dejaba de correr.

Corría tanto que pronto se encontró frente a un huerto cercado.

-Éste debe ser un huerto muy rico porque está cercado-dijo el conejito-. Yo quiero entrar. Veo un agujero, pero no sé si podré entrar por él.

¡Hop!¡Hop!¡Hop!

[…]

El conejito se pone a comer y cuando quiere salir, no cabe por el agujero que entró. Un perro se acerca a él ladrando y enseñando los colmillos. El conejito corre y corre hasta que encuentra un agujero grande y logra regresar a los brazos de su madre.

El cuento está lleno de exclamaciones y emociones, relacionadas con el peligro y con el susto, que intentan advertir al pequeño el cuidado que debe tener cuando está solo, y cómo la madre siempre abraza aunque seas muy travieso.

Me ha recordado este cuento a una canción que se canta en las escuelas infantiles “Pepito conejo al campo salió, corre que te corre, desapareció…”.

 

~~~~~~***~~~~~~

Un hogar en el árbol

Ilustraciones de Alfonso Zapico

[…]

Hasta la vuelta, pequeñuelos,

y que no os vayáis a perder

en las estrellas de los cielos.

Venid siempre al atardecer

La Naturaleza está muy presente en la infancia, y más para quienes crecieron en el campo como Miguel. ¡Qué niño no se ha sorprendido ante un pajarillo que sin saber volar, se ha caído del árbol! ¡Y los intentos por llevarle a su nido!

En este cuento se relata este suceso vivido por Nita y Toñito, con la alegría de ver volar a toda la familia de pájaros, con pájaro padre delante y pájaro madre detrás.

cuento_zapi2

~~~~~~***~~~~~~

La gatita Mancha y el ovillo rojo

Ilustraciones de Damián Flores.

[…]

No sabe usted

bodar ni coser,

gatita de dientes

y uñas de alfiler.

[…]

Este es un cuento para jugar y reír, en el que de nuevo un ser pequeño, la gatita, por traviesa y juguetona se ve metida en un buen lío.

Abundan en él los versos para finalizar con una moraleja, que siempre han acompañado a quienes han querido enseñar.

¡Fus! ¡Fus! ¡Parrafús!

Porque el gato más valiente,

si sale escaldado un día,

huye del agua caliente,

pero, además, de la fría.

gato-3

~~~~~~***~~~~~~

 

 

Transcurrió un mes así, hasta que por fin lo pude ver. Lo sacaban entre dos personas, que no sé si serían presos, cogido del brazo y lo dejaron agarrado a la reja. Llevaba un libro en la mano, eran dos cuentos para su hijo que él había traducido del inglés.

 

Josefina Manresa

Escribe Víctor Fernández en el prólogo, que Miguel Hernández dió tumbos por las cárceles españolas convirtíendose en un preso político más, a quien se fue asesinando poco a poco por ser fiel a sus ideales, por seguir creyendo en la justicia social, por defender un mundo que había sido arrasado oficialmente el 1 de abril de 1939 con la derrota de aquella República, en la que Hernández tanto creyó, tras una cruenta guerra iniciada el 18 de julio de 1936 y que había tenido a las dos Españas enfrentadas.

 

Miguel Hernández (Orihuela, 1910 – Alicante, 1942).

Desde muy pronto abandonó la escuela para ponerse a trabajar; aun así desarrolla su capacidad para la poesía gracias a que es un gran lector de la poesía clásica española. Forma parte de la tertulia literaria en Orihuela, donde conoce a Ramón Sijé y establece con él una gran amistad.
Toma parte muy activa en la Guerra Civil española, y al terminar ésta intenta salir del país, pero es detenido en la frontera con Portugal. Condenado a pena de muerte, se le conmuta por la de treinta años. No llegará a cumplirla porque muere de tuberculosis el 28 de marzo de 1942 en la prisión de Alicante.

~~~~~~***~~~~~~

Hablamos ya en Biblioabrazo de Dos cuentos para Manolillo (para cuando sepa leer), editado por Pictografía,una edición facsímil del cuadernillo que esccribió e ilustró junto a su compañero de celda.

Tal vez te interese leer la entrada en la que además, hay una propuesta interesante para hacer un Libro estrella en el que el poeta es el protagonista.

Puedes acceder desde este enlace.

 

Resultado de imagen de cuentos a mi hijo manolillo

Defensora de la imaginación infantil

7 Abr

En el Diario HOY, el periodista Juan López Lago escribe una sección  sobre mujeres, Extremadura en femenino.

Después de una conversación sobre el cuidado y el acento de la lectura en la infancia, y en todo lo que nos atañe a los adultos para hacer valer este tesoro, ha publicado este artículo que traigo hasta este espacio, en donde no podía faltar.

Ana Nebreda pasa muchas horas en las bibliotecas. :: Lorenzo Cordero

Gracias a Juan López Lago por considerar este tema importante, hacerlo protagonista y haber ordenado tan bien mis palabras.

Puedes leer el artículo desde aquí.

 

Rebrotando cuentos. Extremacuentos

6 Abr

Rebrotando Cuentos, ha sido este año el nombre de este encuentro literario. Guarda sin duda la metáfora de que los cuentos y las historias  renazcan con la fuerza que se merecen como legado cultural de una sociedad.

No hay texto alternativo automático disponible.

Extremacuentos celebró su primera edición en 2008. Ha estado algunos años sin celebrarse y de nuevo este año, 2017, ha regresado a la Sierra de Gata,  a Hoyos, un lugar precioso de Extremadura.

No pretendo hacer una crónica, pero no quiero dejar de poner en valor estos acontecimientos que tienen un valor cultural y humano enormes y sobre todo, que son capaces de reunir a gente, niños y mayores, para contar, para escuchar, cantar, comer, reír…

Sentir a los otros, ver lo diversos que somos, oír historias de lugares lejanos, de personas cercanas y ser capaces de regalar palabras de cuentos.

Seguir leyendo

La falda de los cuentos y las poesías, de Mari Carmen Díez Navarro

5 Abr

La lectura es una de las actividades humanas que más justifica la materialidad de lo imaginario. No se lee a partir de nada; las ideas se visten con letras y con ellas se arropan, se tapan. Hay que interpretarlas, desnudarlas, conocerlas, penetrarlas.

La capacidad de leer se conquista, efectivamente, y lleva consigo un cierto trabajo. Pero sin duda, desear leer, emprender el proceso con ganas, y desarrollarlo placenteramente, favorece mucho la tarea.

Lograr que el niño perciba la vida palpitando en las palabras es muy importante para todo maestro que persiga una pedagogía abierta, próxima y vital.

 

Mari Carmen Díez Navarro

 

Seguir leyendo

Abraza a un libro, abraza a un amigo.

2 Abr

Como cada año, la editorial Anaya prepara un cartel con motivo de la celebración del Día Internacional del Libro Infantil, el 2 de abril.

Este año, la frase escogida es “Abraza un libro, abraza a un amigo”, inspirada en la ilustración que realizó Isol en el Abecedario ilustrado (Carles Cano).

Puedes descargarlo en alta resolución pinchando en la imagen, o en este enlace.

 

Puedes los bonitos carteles de ediciones anteriores desde aquí.

 

Día Internacional del Libro Infantil. 2017

2 Abr

img_oepli

El IBBY  (International Board on Books for Young People) promueve desde 1967 la celebración del Día Internacional del Libro Infantil el 2 de abril, para homenajear y conmemorar el día del nacimiento de Hans Christian Andersen.

Con tal motivo cada año una sección del IBBY elabora un cartel y un mensaje.

Este año le corresponde a la sección de Rusia, que difunde el mensaje del poeta Sergey Makhotin, y el cartel del ilustrador Mikhail Fedorov.

Puedes leer a continuación el texto completo traducido por Yana Svedova: ¡Crezcamos con los libros!

En mi más tierna infancia me gustaba construir casitas con bloques y todo tipo de juguetes, solía usar como tejado libros infantiles ilustrados; en sueños, subía hasta el interior la casa, me acostaba en la cama hecha con cajas de cerillas y contemplaba las nubes o el cielo estrellado, todo dependía de la imagen que más me gustase.

Instintivamente, seguí la ley de vida de todo niño que busca inventarse un ambiente cómodo y seguro, para conseguirlo, un libro infantil fue de auténtica ayuda.

Después me hice mayor y aprendí a leer, en mi imaginación, un libro comenzó a parecerse más una mariposa o incluso un pájaro, que a un tejado. Las páginas del libro eran como alas y susurros. Era como si el libro situado en el alféizar saliera volando inesperadamente por la ventana abierta hacia espacios desconocidos. Lo cogí, lo empecé a leer y el libro se tranquilizó. Después lo seguí a través de otros mundos y parajes, mientras mi universo imaginario se iba extendiendo.

¡Qué alegría tener un nuevo libro en mis manos! Al principio no sabes de qué trata, te resistes a la tentación de abrirlo por la última página, ¡y qué bien huele! No es posible descomponer su olor: tinta, pegamento… no, no lo es. Tiene un aroma especial a libro, uno excitante y único. Las puntas de algunas páginas se pegaban como si el libro no se hubiera despertado aún, se despierta cuando lo empiezas a leer.

A medida que vas creciendo el mundo de alrededor se va complicando. Te enfrentas a cuestiones que incluso un adulto es incapaz de resolver. Sin embargo, es conveniente poder compartir las dudas y los secretos con alguien, por tanto aquí es cuando el libro viene en tu ayuda. Probablemente muchos de nosotros nos hemos planteado: ¡yo he escrito este libro! Y el personaje favorito de pronto parece ser como tú. Vive los mismos problemas y los trata con dignidad; otro personaje no se parece a ti en nada pero quieres que sea como tu ideal, pretendes ser tan valiente y capaz como él.

Me hace reír cuando un chico o una chica dice “no me gusta leer”, no les creo, seguro que toman helado, juegan y ven películas muy interesantes. En otras palabras, les gusta divertirse. La lectura, frente el desarrollo de los sentimientos y la personalidad, no es una tarea tan agotadora, si bien, ante todo, es un gran placer.

¡Precisamente, esta es la intención de los autores que escriben libros para niños!

 

Fuente: OEPLI

Leer con las ganas. Mari Carmen Díez Navarro

31 Mar

Leer con las ganas no es un libro, aunque debiera serlo, y espero que Mari Carmen Díez Navarro se anime a darle forma de libro a todo lo que nos ha contado y enseñado sobre la lectura y la escritura en la infancia.

Su criterio, tan coherente, tan vivido y tan alegre, es y debe ser un referente para quienes andamos inmersos en los procesos del aprendizaje de la lectura y la escritura, despertando siempre la curiosidad y el gusto por las palabras.

Ella ya lleva 17 libros publicados relacionados con la educación, la pedagogía y la escuela, y este tema debe ser protagonista en lo próximo que publique.

Seguir leyendo

Un camino de flores. JonArno Lawson y Sydney Smith

13 Mar

Resultado de imagen de Un camino de flores. JonArno Lawson y Sydney Smith

 

Puestos a elegir, prefiero cuando el ambiente de un libro sugiere un modo de pasear por la vida sin la necesidad de explicitar todo lo que quiere contar.

Así sucede con este hermoso libro, seleccionado por The New York Times como uno de los mejores libros infantiles de 2015, y que no somos capaces de soltarlo.

Esta historia sin palabras está inspirada en un paseo que el autor hace con una de sus hijas. En la sencillez de los gestos de la niña, se guardan actos intensos para la vida: «Sophie regalando flores, encontrando color y vida en un mundo gris; ella no parecía ser consciente de lo que estaba haciendo, y eso también era importante. Me di cuenta de que sería un libro hermoso, sin necesidad de palabras», comenta el autor.

El libro está cargado de razones para gustar a adultos y a pequeños debido a la complicidad rápida que se establece con la niña, por el extraordinario dibujo que te sumerge en una ciudad muy viva,  y por la curiosidad que se despierta hasta el final de la historia.

Resultado de imagen de Un camino de flores, Sydney Smith

Seguir leyendo

Geografía humana y otros poemas. Gloria Fuertes

2 Mar

Resultado de imagen de Geografía humana y otros poemas. Gloria Fuertes. editorial nordica

 

Ahora que ando recorriendo minuciosamente la geografía de la poesía de esta Mujer, de esta Poeta, y la casa está repleta de sus libros tomados de la biblioteca escolar y de la biblioteca pública (aquí somos de mucho préstamo), y ahora que andan sus animales sueltos por la casa, niños y niñas de todos los continentes, tanques perdidos en el desierto, y hasta conversaciones entre huevos fritos… justo ahora llega a mis manos esta delicia de libro. Esas coincidencias mágicas…

Bueno, el centenario de su nacimiento también hace que andemos con la mirada puesta en ella a los que nos gusta leer.

GEOGRAFÍA HUMANA y otros poemas pone el acento en los versos para adultos: una selección de cuarenta y un poemas de Gloria Fuertes publicados entre 1954 y 2005.

Preciosos e intensos.

Es la misma Gloria quien escribe versos para niños o para adultos, porque los temas, el sentimiento, las denuncias, las sonrisas, la belleza y la claridad con que se expresa se encuentran en todos los poemas.

Dispensaba su espíritu inocente, la ironía, su ternura o la dureza según dolor, según el tamaño del lector, y sabiendo que desde la Poesía, se le escucharía.

“Poetas, no perdamos el tiempo, trabajemos,

que al corazón le llega poca sangre.” Escribe la poeta.

Y es que a los adultos, críticos y poetas de entonces (no a todos, claro) les costaron sus poemas, no comprendieron ni aceptaron a Gloria: se la tomaron a broma. No querían ver a una mujer sin tacón, sin voz fina, sin sofisticación, inconformista, lista, poeta y pacifista.

Y a veces, sus poemas dolían. Ella decía que antes de contar las sílabas, los poetas tienen que contar lo que pasa .

 

EL PRIMO

Bendito sea el primo

-el que llamamos “primo”-,

el que llega temprano,

el que trabaja mudo,

el que hace lo del otro

-y lo suyo-.

El que cede el asiento,

el que gana la bronca,

el que pierde en el mus…

¡Oh tierra,

que tu hermana la luna se case con el primo que

llegue,

a ver si con el cruce de primos y lunistas,

nacen primos y primos,

tantos primos,

como el planeta necesita !

gloria-7

Escribe Luis Antonio de Villena en el prólogo de Geografía humana que Gloria no iba de intelectual ni de exquisita (nada más lejos de ella), pero era poeta de verdad, como la copa de un pino.

Y en ello se empeñó toda su vida.

AUTOBIO

Yo de pequeña quería ser monja

y mi padre (que era muy republicano)

me pegaba cada vez que lo repetía.

=

Yo de pequeña quería ser puta

y mi madre (que era muy beata)

me pegaba cada vez que lo repetía.

=

Yo de pequeña quería ser huérfana

y mis padres me pegaban

cada vez que lo repetía.

=

Yo de pequeña quería ser poeta

y la vida me pegaba.

¡Pero conseguí serlo!

gloria8

 

Gloria fue muy querida y quienes la conocieron han dicho de ella que era un ser fácil para la sonrisa, y fácil también para llorar en amor y compañía.

Gloria debió amar de verdad. Sus poemas de amor, y desamor, que son muchos, están llenos de sentimientos a granel. En sus versos de amor para adultos siempre hay un regusto a tristeza (en sus versos de amor para niños, siempre terminan juntos).

AMÉ. VOLÉ. VOLABA

Amé. Volé. Volaba.

Amé volé a lo loco

a lo difícil

a rozar con otras alas.

No aterricé, me caí.

No pasó nada

pero me quedé coja del ala,

impedida para seguir,

mutilada.

Ahora, sola,

piso tierra,

piso playa,

piso firme

las baldosas de mi casa

y es difícil que del suelo

yo me caiga.

Ya no vuelo.

=

¡Qué bien se vive en soledad sin nadie!

¡Y qué mal se vive también así

sin alguien!

 

GEOGRAFÍA HUMANA y otros poemas

Gloria Fuertes

Ilustraciones de Noemí Villamuza

Editorial Nórdica, 2017

 

Puedes ver las portadas de la primeras ediciones de todas las publicaciones de Gloria Fuertes para adultos, en la página de la Fundación que lleva su nombre desde aquí.

María Girón

2 Feb

María Girón nació en Barcelona en 1983. Creció en una casa de cuento de hadas en el corazón del bosque, entre los árboles y rodeada de pinceles, cuadernos de bocetos, pinturas y figuras de barro.

Su madre pintaba y hacía esculturas y María, desde niña, creaba y jugaba con pinceles, colores y formas.

Estudió Bellas Artes en la Universidad de Barcelona, también en la Academia de Bellas Artes de Bolonia y se graduó en la Universidad de Sevilla. Durante esos años se enamoró de la pintura, el dibujo y el grabado, por lo que decidió especializarse en ilustración en la Escuela de Artes y Oficios Llotja, en Barcelona.

En 2010 el jurado de la Feria Internacional del Libro de Niños de Bolonia seleccionó su trabajo para participar en una exposición colectiva dedicada a Gianni Rodari. Desde entonces se dedica a esto por entero y ha publicado varios libros, todos preciosos: Inseparables, Mi hallazgo, Rula busca su lugar, Famílium, Yoga.

Ver su ilustraciones es disfrutar, volar, viajar, sentir…

Puedes observar muchas desde su espacio web, María Girón

Tomamos algunas ilustraciones para que te enamores, como nosotros, del maravillosos trabajo que hace esta ilustradora y la encuentres en libros.

 

Resultado de imagen de Maria Girón, ilustradora

~~~~~~~~

Resultado de imagen de Maria Girón, ilustradora

~~~~~~~~

Resultado de imagen de Maria Girón, ilustradora

~~~~~~~~

Resultado de imagen de Maria Girón, ilustradora

 

~~~~~~~~

gronxador mariagiron.jpg

~~~~~~~~

 

https://i1.wp.com/www.mariagiron.com/wp-content/uploads/2015/03/2-libri.jpg

~~~~~~~~

https://i0.wp.com/www.mariagiron.com/wp-content/uploads/2015/03/familium-2.jpg

~~~~~~~~

 

rain mariagiron.jpg

~~~~~~~~

Biblioteca mariagiron.jpg

~~~~~~~~

Resultado de imagen de Maria Girón, ilustradora

~~~~~~~~

https://i2.wp.com/www.mariagiron.com/wp-content/uploads/2016/11/Ioga-2.jpg

Roberto Innocenti. El cuento de mi vida

31 Ene

Las ideas son flores silvestres que nacen en el baldío, enriquecen la vida desde la indiferencia de las cajas fuertes.

Roberto Innocenti

Resultado de imagen de Roberto Innocenti. editorial kalandraka

 

He terminado con el libro marcado en muchas páginas y he subrayado renglones de manera constante. He disfrutado con esta estupenda entrevista que Rossana Dedola escribe, fruto de los muchos encuentros profesionales que tuvo con el ilustrador.

 

En estas conversaciones la profesora le anima a relatar las reflexiones sobre su vida, sabiendo que detrás de sus grandes obras hay una intensa experiencia humana.

Innocenti nació en Florencia en 1940 y le criaron sus tíos. Cuando nació ya había empezado la primera guerra mundial y la segunda le visitó en casa.

“Por desgracia, la guerra te marca, te deja huella para toda la vida. Un niño que se ve obligado a vivir en tiempo de guerra es un niño que crece de forma muy extraña porque normalmente, en la infancia, los niños quieren hacer cosas: juegos, entretenimientos, soldaditos y muñecas. La guerra niega la primera infancia y yo estaba rodeado de guerra por todas partes.”

Muchas de las historias y de las ilustraciones de sus libros, La historia de Erika, Rosa blanca o La casa, están repletas de vivencias personales. Una infancia en la que atento a todo lo que sucedía a su alrededor, sin certezas y repleta de intuiciones, tuvo que esperar a crecer para poder entenderlo todo.

Resultado de imagen de Roberto Innocenti. editorial kalandraka

El hambre, la falta de luz, las bombas, los soldados, la violencia que queda en los niños… Cuando todo acabó, comenzó la escuela.

“La paz era la escuela de primaria, los cuadernos, un libro de texto enciclopédico que todavía cojeaba de fascismo…”

Roberto Innocenti recuerda que con cinco años, Pinocho fue el primer libro que le leía su tía y esperaba con impaciencia cada noche para sentir esas emociones. Cuando al cabo de los años ilustró Pinocho, recordó con nostalgia ese miedo.

“Me di cuenta de que a los niños les gusta el miedo, las tinieblas, el misterio, la oscuridad, el frío…, les gusta mucho que les cuentes estas cosas, e incluso el peligro, porque tienen la expectativa de una salvación que llegará al día siguiente. Es afortunado el niño que tiene una madre que le lee o le cuenta estos cuentos.”

Resultado de imagen de Roberto Innocenti. editorial kalandraka

Innocenti dibujaba mucho desde pequeño. De día trabajaba como mozo en una tienda de artes en Florencia y por la noche estudiaba. En este trabajo descubrió a los grandes pintores de la historia y descubrió que éso podría ser un trabajo.

Su trayectoria profesional en Italia fue caótica, censurada y repleta de desánimos, pues ni se pagaba ni se reconocía el trabajo de los ilustradores y diseñadores gráficos, ni las editoriales eran exquisitas en las publicaciones. Innocenti se salvó porque del extranjero le llegaron los primeros encargos. La empresa que por primera vez imprimió su obra a nivel internacional fue la estadounidense Creative Education, que todavía sigue siendo hoy la editorial de referencia para su trabajo.

Resultado de imagen de Roberto Innocenti. editorial kalandraka

El primer libro que realizó fue La Cenicienta, y después llegaron Rosa Blanca, Canción de Navidad, Pinocho, La historia de Erika, El cascanueces…

Roberto Innocenti realiza sus ilustraciones con muchísimo detalle, documentándose intensamente sobre la arquitectura, la ropa, las calles, los usos de la época y el lugar en que se sitúan sus historias ilustradas. Toda una maravilla visual.

Imagen relacionada

Es un autor que se atreve con temas intensos, comprometidos como la muerte, la guerra o la violencia contra los indefensos, y rompe con el esquema de que para los niños solo se deban proponer libros con final feliz o con pretensiones educativas.

“Cuando se publicó Rosa Blanca en el extranjero, me llegaron montones de cartas y de dibujos de niños y cartas de profesores que habían trabajado con el libro en clase, y me daban las gracias por haber facilitado de manera asequible para los niños el conocimiento de una página tremenda de la historia contemporánea: el fascismo, el nazismo, el racismo, la guerra, el Holocausto… Aquello me demostró que, sin manual de instrucciones de uso, los bibliotecarios y maestros de muchas partes del mundo habían entendido cómo usarlo, y eso es precisamente lo que yo esperaba.”

Imagen relacionada

Creo que con estos apuntes puedes hacerte una idea sobre lo interesante que es esta lectura. Roberto Innocenti nos conduce a la transcendencia del trabajo de la ilustración y de la calidad de la publicación de libros para niños. Rossana Dedola nos conduce a conocer un poco más a un gran ser humano.

Roberto Innocenti. El cuento de mi vida

Rossana Dedola

Editorial Kalandraka, 2016

Colores y lecturas para la PAZ

29 Ene

HAYPEQUENNN

Me doy cuenta que el deseo de una buena convivencia se manifiesta de muchos modos en los entornos educativos y esforzarse por tener un cole bonito y alegre es sin duda un síntoma de ello.

Las inicitivas  ‘Pinta la paz y siembra la vida’ y ‘Mil colores para mi pueblo’ en Colombia, buscan promover el cuidado al medio ambiente y el desarrollo de las comunidades, utilizando el color como el principal protagonista.

Así lo hacen también en muchos coles de nuestro país.

Se acerca final de enero y la celebración del día de la Paz no puede hacerse invisible, aunque sea un tema constante en nuestra vida diaria.

Tenemos nuevas lecturas que nos gustan mucho, todas relacionadas con la convivencia, los tiempos de guerra, la tolerancia, la amistad…

Te recomendamos estos álbumes ilustrados que consideramos especiales por su temática, su singular manera de desarrollar la historia y la calidad de sus ilustraciones:

Resultado de imagen de Inseparables. mar Pavón

Es un álbum ilustrado precioso y emocionante. Deja huella y un nudo en la garganta. Contado desde la voz de un par de zapatos, las secuelas de una guerra se pasean por estas páginas desnudando lo incomprensible y lo injusto de la violencia.

Inseparables

Mar Pavón

Ilustraciones de María Girón

Editorial Tramuntana, 2015

~~~~~~~~

Resultado de imagen de ¿Somos Amigos? Anabel Fernández Rey Editorial Kalandraka

La amistad es cosa de dos. Un niño y un oso polar se ayudan, se divierten y comparten juntos los momentos alegres y tristes. Cada uno da al otro lo que mejor sabe hacer cuando el amigo lo necesita.

Nuestros primeros lectores tocarán, pensarán, hablarán y preguntarán sobre lo que sucede en este libro.

¿Somos Amigos?

Anabel Fernández Rey

Editorial Kalandraka, 2016

~~~~~~~~

Resultado de imagen de La casa de los erizos Ángel Domingo Ilustraciones de Mercé López Editorial A buen paso

La familia Erizo se muda de casa. Por fin encuentran un hogar muy original: una construcción metálica, amplia y abandonada. El amigo caracol les cuenta que es una vieja casa rodante hecha por los humanos. Papá Erizo, movido por la curiosidad, partirá al norte para ver con sus propios ojos cómo usan los humanos estas casas rodantes y lo que verá le dejará muy asustado: echaban fuego por las chimeneas y destruían las casas de los pueblos.

Preciosas las ilustraciones y un lenguaje gráfico muy intenso.

La casa de los erizos

Ángel Domingo

Ilustraciones de Mercé López

Editorial A buen paso, 2016

~~~~~~~~

Resultado de imagen de Narices Jose Antonio Ramírez Lozano Ilustraciones de Marta Balmaseda Editorial Narval

Me ha recordado mucho esta historia a Rodari en el humor y el disparate. Cuentan que las narices de la gente de un pueblo, cansadas del mal trato que recibían, decidieron desprenderse de sus caras e instalarse todas, con sus estornudos, debajo del puente. Ahora que todos están sin narices, reparan en la poca atención y cuidado que les tenían. ¿Llegarán a un acuerdo? ¿Conseguirán las narices hacer un buen pacto para volver a instalarse en sus caras?

Narices

Jose Antonio Ramírez Lozano

Ilustraciones de Marta Balmaseda

Editorial Narval, 2016

~~~~~~~~

Resultado de imagen de paso a paso, ediciones Ekaré

Un álbum ilustrado donde se denuncian las minas antipersonas. Mali, la pequeña elefanta que con tanto amor cuida Luk, se ve sorprendida con el estallido de una mina mientras cogía unos plátanos. Los monjes budistas que viven muy cerca, cantan y la bendicen para que pronto se recupere. Luk no se separa de ella en su convalescencia. Una pata ortopédica le devolverá la movilidad y la vuelta a sus paseos por la jungla.

La mayoría de las minas antipersonas se encuentran en el sudeste de Asia. Cientos de personas mueren o resultan heridas por estas minas, y también los animales que ayudan en los trabajos agrícolas, especialmente los elefantes. El objetivo es lograr convertir en seguras estas tierras e impedir que sigan colocando estas minas.

Paso a paso

Jane Jolly

Ilustraciones de Sally Heinrich

Editorial Ekaré, 2016

~~~~~~~~

Resultado de imagen de Emilio, Tomi Ungerer

Una amistad encantadora se entabla entre un buzo y un pulpo, cuando éste le salva la vida de las fauces de un tiburón. El capitán Samofar, que así se llama el buzo, le invita a su casa y le complace con multitud de atenciones. La vida con los humanos no está nada mal y en su empleo de socorrista de playa, Emilio, el pulpo, no para de hacer hazañas: salvar vidas, detener ladrones o enseñar a nadar. Pero la vida en el fondo del mar es la que está hecha para el pulpo.

Una historia para los más pequeños muy divertida, en la que la amistad, la valentía y el agradecimiento impregnan sus páginas.

Emilio

Tomi Ungerer

Editorial Kalandraka, 2016

~~~~~~~~

Puedes consultar más lecturas sobre la Paz en esta selección de Biblioabrazo.

Maestros para la Paz. Global Teacher Prize

22 Ene

 

Hanan Al Hroub de Palestina recibió el premio Global Teacher Prize  de la Fundación Varkey en marzo del pasado año y queremos recordar de nuevo su trabajo por una Escuela para la Paz.

El premio tiene como objetivo reconocer y celebrar los esfuerzos de los maestros de todo el mundo y el impacto que tienen en sus estudiantes y comunidades.

Hanan creció en el campo de refugiados palestinos, Belén, donde fue regularmente expuesta a actos de violencia. Entró en la educación primaria después de que sus hijos quedaron profundamente traumatizados por un incidente de tiroteo que presenciaron en su camino a casa de la escuela. Sus experiencias en reuniones y consultas para discutir el comportamiento de sus hijos, el desarrollo y el rendimiento académico en los años que siguieron, ha llevado a Hanan a ayudar a otros que, habiendo crecido en circunstancias similares, requieren un trato especial en la escuela.

Con tantos niños problemáticos en la región, las aulas palestinas pueden ser entornos tensos. Hanan adopta el lema ‘No a la violencia’ y utiliza un enfoque especializado que desarrolló, detallado en su libro, ‘We Play and Learn’.

Hanan explica: “Es importante que los estudiantes entiendan que todos tienen un papel que desempeñar en el futuro, incluso si sus resultados académicos no son altos”. Y añade:” Desde el principio, me aseguro de que los alumnos comprendan que en esa clase somos una familia – pertenecemos el uno al otro. Siento que soy muy importante para ellos “.

Resultado de imagen de Hanan Al Hroub

Ella se centra en desarrollar relaciones de confianza, respeto, honestidad y afecto con sus estudiantes y enfatiza la importancia de la alfabetización. Ella anima a sus estudiantes a trabajar juntos, presta mucha atención a las necesidades individuales y recompensa el comportamiento positivo. Su enfoque ha llevado a una disminución en el comportamiento violento en las escuelas.

Ella ha inspirado a sus colegas para revisar la forma en que enseñan, sus estrategias de manejo de la clase y las sanciones que utilizan.

Sólo queremos paz. Queremos que nuestros hijos disfruten de su infancia en paz.

Hanan ha compartido su perspectiva en conferencias, reuniones y seminarios de formación de profesores. Ella espera que, con la educación, su pueblo pueda recuperar su patria.

Recuerda su escuela en la infancia: “Mi escuela era diferente a otras escuelas en aquel momento. Tuvimos un montón de juegos y las niñas de mi escuela participaban en las competiciones deportivas que tenían lugar en nuestros distritos. También teníamos muchas actividades que estimulan la mente“. Pero la biblioteca de su escuela parece haber dejado una impresión aun más profunda en Hanan: “Todavía recuerdo la biblioteca. Estaba llena de libros. No se podía encontrar una biblioteca en cualquier otra escuela”.

“Estoy orgullosa de ser una maestra palestina en pie en esta etapa“, dijo tras recibir el premio, y agregó “los maestros podrían cambiar el mundo”.

Resultado de imagen de Hanan Al Hroub

NUBE con forma de NUBE. Cecilia Pisos

18 Ene

Resultado de imagen de NUBE con forma de NUBE. Cecilia Pisos

Miramos al cielo. Buscamos arriba algodones en lo azul. Dicen que ya llegan, que las vieron a lo lejos cargadas de copos blancos.

Y mientras aparecen o no, las leemos en los poemas de Cecilia Pisos.

¿Acaso son las mismas palabras las que aparecen en los poemas que las escritas en otros libros?

Las palabras en la poesía son como las nubes. Tienen ganas de jugar, y lo hacen al escondite, a ocupar cualquier espacio que no sea un renglón, a dibujar formas en el papel o hacer soniquetes con los versos.

Con su aritmética nos hacen reír, imaginar, sentir y convierten nuestra boca en un instrumento musical.

Pero a veces esto no sucede a la primera. Los poemas tienen otro tiempo y tienes que leer, releer, con calma, en voz alta… hay que darles tregua para descubrir sus formas.

Como cuando miras nubes.

NUBE con forma de NUBE

Cecilia Pisos

Ilustraciones de Diego Bianki

Editorial Kalandraka, 2016

 

Así describe Cecilia Pisos este libro de poemas:

Este volumen, que quiere ser un tratado de nubes fue escrito pensando que, con algo tan volátil como un verso, puede dejarse pinchada en una página una nube… para que otro la lea tal cual uno la vio al atraparla.

En fin, que no hay nube nueva bajo el sol. La nube llora y sus lágrimas se evaporan hasta formar otra nube. Igual que con las mismas palabras escribimos diferentes cosas. Sin embargo… nunca se lee dos veces a la misma nube. Ni con los mismos ojos.

=

Puse una nube

en un frasco

de mermelada vacío.

(No creas

que voy a untar

de nube

mi tostada.)

=

Tan solo quiero ver

(es un momento,

espera, luego la libero)

si duerme

tiene frío

dice algo

se mueve.

=

A lo mejor

tengo suerte

y hasta entiendo

cómo es que hace

para llover.

Imagen relacionada

=

Me gusta este juego:

 

Una,

dos,

tres,

cuatro,

cinco,

seis,

siete,

ocho,

nube,

diez.

=

Resultado de imagen de NUBE con forma de NUBE. Cecilia Pisos

“¡Siga a esa nube!”, ordené

y me subí al taxi.

En la esquina,

nos estrellamos.

La nube

se posó sobre el accidente

y se desternilló de lluvia.

=

Cuando miras las nubes… ¿tu eres de los que ven figuras, o solo ves nubes?

Resultado de imagen de NUBE con forma de NUBE. Cecilia Pisos

=

Dicen que nos abriguemos, que ya llega el frío del Invierno.

=

Cuando es invierno

y en medio de la calle

abrimos la boca,

hablamos,

nos salen unas nubes

que envuelven las palabras

para que no nos tomen frío

las cosas que decimos.

=

Lo bueno de estos poemas es que cuantas más veces los lees, más te gustan.

¡Este libro ya tiene su espacio en nuestra estantería!

Benicio y el prodigioso Náufrago. Iban Barrenetxea

15 Ene

Anoche leí este cuento y me he despertado esta mañana pensando en él. Tengo ganas de leerlo de nuevo para que no se me olvide casi nada y pueda contarlo con soltura en esos momentos de reuniones familiares, de amigos o de compañeros, y salpicar las conversaciones.

Lo leo en voz alta en la cocina mientras desayunamos y funciona a la perfección.

Me encanta encontrarme con estos tesoros.

Iban Barrenetxea es un estupendo y singular ilustrador. Tiene un estilo propio y sus imágenes son ya reconocibles con la marca del autor: casi siempre figuras estilizadas, alguna extremadamente obesa, habitualmente colocadas de perfil y envueltas en un ambiente limpio y claro de tonos. Concreto, parco y certero en los gestos y movimientos, transmitiendo una sensación de elegancia y distinción en sus personajes.

 benicio-2-16

Lo que vamos descubriendo con este autor es que cada vez nos gusta más cómo escribe. Si sus ilustraciones nos impactaron desde siempre, la composición escrita nos resulta inteligente, motivadora, audaz, muy rica en recursos, con un desarrollo que provoca avidez en la lectura y finales exquisitos. Un texto tan bien narrado, que nos ha parecido hasta cinematográfico. Lo hemos visto.

Benicio y el Prodigioso Náufrago es un botón de muestra. Un relato impecable.

La historia guarda muchos sabores de los cuentos tradicionales en los personajes y en la temática, salpicada con muchos guiños a las narraciones de siempre: La lechera, Simbad el marino o el Rey Midas. Incluso en una ocasión, el protagonista no sabe bien si está dentro de un cuento de viejas, o es real lo que le está sucediendo.

Pero el autor da paso también en este relato de corte tradicional a personajes y situaciones sorprendentes, inesperadas y un tanto surrealistas. Así, es capaz de mezclar y reunir en la historia lo más tradicional de un cuento clásico como es un personaje un tanto inocente y desesperado por su miseria, con otro que es un auténtico gentleman al más puro estilo inglés, refinado e irónico, aunque en realidad sea el disfraz de uno de los personajes más antiguos de las historias.

benicio-1-16

Verás, lo que sucede dentro del libro nos habla de un pescador muy pobre. Pobrísimo. Un día de pesca en el mar captura un enorme y extraño pez del que sale un personaje singular y siniestro que le concede tres deseos. Tres deseos, ni uno más, ni uno menos. El pescador pide, pero enseguida busca la manera de engañar al extraño proveedor para saciar sus deseos, que cada vez son más y más.

Una lectura curiosa, divertida y entretenida que nos da paso a pensar sobre la ambición, el deseo de tener, el consumo, la humildad o la satisfacción.

Un cuento muy oportuno ahora que nos llenamos de deseos con el nuevo año.

Puedes leer las primeras páginas ahora.

 

 

 

Benicio y el prodigioso Náufrago

Iban Barrenetxea

Editorial A buen paso, 2016

Cuando sea mayor. Maria Dek

13 Ene

Resultado de imagen de Cuando sea mayor Maria Del Editorial Patio, 2016

Recuerdo algo muy bonito que escuché al profesor Guy Braekman que decía que los niños ven en los adultos un proyecto de futuro, y lo que ven en nosotros debe ser lo suficientemente motivador como para llenarse de ganas de crecer.

Todos los niños sueñan con alegría el llegar a hacer cosas que ahora no pueden. ¡El mundo de los mayores se ve tan grande desde la infancia, que está lleno de posibilidades!

Y para que exista esta posibilidad ahora hay que dejarles imaginar, soñar lo imposible, crecer con el corazón, hacerse gigantes.

=

Cuando sea mayor, seré realmente muy grande, ¡grande como 1 gigante!

=

Me ataré yo solo los cordones y haré 3 nudos con grandes lazos.

=

Tendré 7 trabajos diferentes, uno para cada día de la semana.

Pero mi favorito será el de paseador de animales.

Tendré 8 y les enseñaré a hacer piruetas increíbles

 

 

mayor-4-8

Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: