Cuento de Navidad. Charles Dickens y Roberto Innocenti.

23 Dic
 
 
Cuento de Navidad, de Charles Dickens (1812-1870), es una de las obras clásicas de la literatura universal. Considerado el relato de la Navidad por excelencia, volvemos a elegir la editorial Lumen, edición de 1990, en la que las extraordinarias ilustraciones de Roberto Innocenti, convierten en un auténtico placer esta lectura. 
 
Nos sumergimos en  la lectura de la escalofriante y fantástica historia del avaro Scrooge y el descubrimiento del espíritu navideño.
 
 

=

Londres. Estamos en plena revolución industrial, época victoriana, en la que convivían la más absoluta pobreza con algunas pequeñas y medianas fortunas. Un invierno frío, cubierto de nieve, de mendigos y de un hambre capaz de provocar la parte más animal de algunos seres humanos.
 
Y aquí nuestro protagonista, el señor Scrooge, hombre de negocios. Viejo y avaro; duro y cortante como el pedernal; solitario; nadie le paraba nunca en la calle para decirle con alegría: ¿ Cómo está usted, mi querido señor Scroogle?.
 

Pero sí había personas a su alrededor con ganas de compañía y compartir con los demás su alegría. Ante la idea del espíritu de navideño, Scrooge sólo tenía una respuesta :

!!Paparruchas !!.

Su sobrino le reclama en estos días un poco de afecto:

…” La Navidad son unos días de bondad; días amables, de perdón, de caridad y de gozo. Son los únicos días de todo el calendario en los que, que yo sepa, hombres y mujeres parecen dispuestos a abrir libremente sus cerrados corazones… “

Dickens escribe esta pequeña historia en 1843, y a través de sus personajes toca la conciencia de los lectores tan hábilmente, que sigue llegando su mensaje cada Navidad. Un mensaje que no pierde actualidad.
 
Scrooge  recibe la visita del fantasma de su socio muerto hace siete años, Jacob Marley, quien le avisa del acoso de tres espíritus más extraños en la noche, cuando el reloj marque las doce.
 
¿Qué pretenderán estos espíritus? Pues hacerle ver en qué ha convertido su vida, llena de soledad, avaricia, desprecio y desamor.
 
 
 
 
El espíritu del Pasado le hace recordar a Scrooge su vida infantil y juvenil. Era un niño solitario entregado a la lectura… Alí Babá, Robinson Crusoe… Su trabajo de aprendiz y el gran y alegre corazón de su jefe, del que Scrooge comenta:
 
” Tenía la posibilidad de hacernos felices o desgraciados, de hacer que nuestros servicios resultaran ligeros o pesados: un placer o un castigo. Dirás que esa posibilidad sólo se basaba en palabras y en  miradas, en cosas tan insignificantes y livianas que resultaba imposible sumarlas y contarlas. ¿Y qué? La felicidad que así nos proporcionaba es casi tan grande como si costara una fortuna.”
 
¿No os parece una lección perfecta para cualquier jefe?
 
 
 
 
 
 Roberto Innocenti. Roberto Innocenti, ilustrador italiano nacido cerca de Florencia (1940), nos sobrecoge con sus ilustraciones de acuarelas. Son inconfundibles, con un estilo detallado y una debilidad por las representaciones hiperrrealistas.
 
Innocenti es muy autodidacta y se le conoce como el Brueghel de nuestros tiempos. Comenzó a trabajar en la ilustración de libros en 1970.
 
Las páginas de sus dibujos llevan un minucioso trabajo de documentación de la época, en donde puedes saborear la arquitectura, el mobiliario, los objetos, el vestuario de los personajes…
 
Nuestra mirada va recorriendo cada centímetro de la ilustración apreciando los detalles y en donde cada uno de los personajes vive su instante de protagonismo. Es impresionante el juego de luces y sombras que logra en las escenas y la posición en que te coloca como observador en cada una de ellas para ver la imagen:  desde lo alto de una torre hacia abajo, desde el ras del suelo hacia arriba, o sentado en lo alto de la chimenea del salón.
 
 
 

El espíritu del Presente hace ver al avaro la actual situación de la familia de su empleado Bob Cratchit, que a pesar de su pobreza y de la enfermedad de su hijo Tim, celebra la Navidad con alegría. 

También llega la Navidad al corazón de los más pobres pescadores y mineros, y cómo no, a su sobrino Fred, que la celebra en casa con familiares y amigos. Juegan en el salón a juegos tradicionales que aún seguimos disfrutando de ellos : la Gallinta ciega, “Sí y No” en donde hay que adivinar un personaje con preguntas a las que sólo pueden responderse con un sí o un no…

Dickens narra perfecto el momento del encuentro de familias y amigos en esa noche:

Aquí, las vacilantes llamas dejaban ver los preparativos para una  agradable cena, con los calientaplatos caldeándose por todas partes ante el fuego y gruesas cortinas dispuestas para ser corridas contra el frío y la oscuridad. Allí los niños salían corriendo todos a la nieve para recibir a sus hermanas casadas, hermanos, primos, tíos y tías, y ser los primeros en saludarles. Allá, se percibían, tras las persianas, las sombras de los invitados reuniéndose…”

 

El Espíritu del futuro, mudo y como un espectro, le muestra el destino de los avaros: su casa saqueada por los pobres y su propia tumba. Es sobrecogedor.

Buen Espíritu – prosiguió cayendo en el suelo frente a él -, tu naturaleza intercede por mí y siente piedad. Asegúrame que, cambiando mi vida, todavía puedo cambiar esas sombras que me has mostrado.

¿Habrá piedad para él?

Me siento tan ligero como una pluma, tan feliz como un ángel, tan contento como un escolar, tan mareado como un borracho. !Feliz Navidad a todos! !Próspero Año Nuevo a todo el mundo! !Buenos días! !Oooops! ! Buenos días!

 

Una historia redonda, señores.

!Feliz Navidad!

 

Anuncios

17 comentarios to “Cuento de Navidad. Charles Dickens y Roberto Innocenti.”

  1. Javier Fonseca diciembre 23, 2010 a 9:05 am #

    Feliz y redonda navidad. Y un próximo año lleno de aventuras, letras, colores, suerte… lleno de vida.

    Me gusta

  2. isabel diciembre 23, 2010 a 5:54 pm #

    Estupenda entrada y preciosas las imágenes .Es cierto, cada año el mensaje de la Navidad lo volvemos a recordar y ojalá que siempre lo podamos hacer.
    Hay algo pendiente que mandaros , lo haré.
    Besos y mucha felicidad.

    Me gusta

    • Biblioabrazo diciembre 23, 2010 a 7:03 pm #

      Gracias Isabel. Una de las mejores cosas de este año, ha sido la salsita que nos ha dado el blog y las personas tan entusiastas y trabajadoras que he conocido, entre las que te encuentras 😉
      Un fuerte abrazo
      Ana

      Me gusta

  3. Ester diciembre 24, 2010 a 1:46 am #

    Qué increíble es el trabajo de Innocenti… la minuciosidad y belleza de las imágenes van a la par. Nos deja sin palabras… ¡Feliz Navidad, Ana!

    Me gusta

    • Biblioabrazo diciembre 24, 2010 a 10:03 am #

      !Feliz Navidad, Ester!
      Un abrazo muy muy fuerte, para nuestra superilustradora 😉

      Ana

      Me gusta

      • Bibliosenda diciembre 24, 2010 a 6:29 pm #

        Ana, creo que ya te lo había dicho pero no lo había escrito ¡me encanta tu blog! Espero que pases unas muy felices fiestas y que el nuevo año venga cargado de felicidad y buenos libros.
        Un beso enorme desde Cabanillas.
        Pep y Mariaje

        Me gusta

      • Biblioabrazo diciembre 26, 2010 a 1:45 pm #

        Sigo creyendo que cada año podemos encontrar tesoros. Vosotros sois una prueba 😉

        Me gusta

  4. Cristina diciembre 25, 2010 a 7:52 am #

    Buscando ilustraciones de Carl Larsson, me llamo la atencion el titulo de vuestro blog, biblioabrazos… y estoy deslumbrada por tanta maravilla. Sois mi mejor regalo de Navidad. Enhorabuena por tanta belleza y tan buen hacer…

    Me gusta

  5. prado diciembre 27, 2010 a 9:47 pm #

    Todo tu trabajo en estas páginas es un ejemplo de que la Navidad existe todo el año.
    ¡¡Feliz Navidad y un beso¡¡¡¡¡

    Me gusta

  6. Luciano Sívori diciembre 24, 2012 a 3:49 pm #

    ¡Hola! Es una muy buena nota, me gustó mucho. Charles Dickens fue un groso total, inspiró la última película de Batman y creó el cuento navideño más popular del mundo.

    Justamente redacté una nota sobre Dickens, algunas curiosidades y “Un cuento de Navidad” en mi blog.

    Los invito a todos a entrar para comentar, sugerir y opinar.

    Link: http://bit.ly/VfsEeI

    ¡Saludos y feliz navidad!

    Luciano // http://viajarleyendo451.blogspot.com.ar/

    Me gusta

  7. Dolores diciembre 28, 2012 a 5:40 pm #

    Ana, enlazaré tu increíble entrada (como todas) a mi blog. Voy a trabajar el cuento de Dickens y de Innocenti como una propuesta de aula solidaria. La llevaremos a cabo a la vuelta de vacaciones. ¡Feliz 2013 lleno de deseos cumplidos y de buenos libros!

    Me gusta

  8. Ana Prado Martínez enero 28, 2013 a 11:52 am #

    Dickens es, siempre, recomendable. Todas las Navidades, obligado y, todos los cumpleaños, santos, recompensas por notas, hasta justifica la excusa más inescusable para regalar; pero yo ya tengo un buen pretexto para comprar otra edicción de “Cuento de Navidad”,las impecables ilustraciones de Innocenti. ¡Qué maravilla!. Muchas gracias por esta entrada.

    Me gusta

  9. Ana Prado Martínez enero 30, 2013 a 6:16 pm #

    Maravillosa Beatrix Potter, aún conservo una edicción en miniatura de La Oca Carlota, y uno de los que tuvo mi hijo de esta autora, El Conejo Perico, con el ábaco para contar, aprendiendo los números. Sus ilustraciones son una delicia,el entorno de paisajes rurales ingleses, con los colores de la campiña…. Además sus personificaciones de los animales, son entrañables, sin resultar ñoñas ni empalagosos sus cuentos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: